Skip to main content
¿Qué es mejor, aerotermia o aire acondicionado?

AEROTERMIA AHORRO

¿Qué es mejor, aerotermia o aire acondicionado?

Una de las principales dudas que surgen es la elección entre la aerotermia y el aire acondicionado. ¿Cuál es mejor?

La aerotermia se presenta como un sistema en el cual se obtiene frío o calor utilizando el aire del exterior como fuente principal de energía.

En realidad, no son excluyentes entre sí. Lo que diferencia a la aerotermia de los sistemas tradicionales de climatización es el consumo energético. El aire acondicionado con aerotermia es un sistema que utiliza la energía del aire ambiente para producir frío o calor mediante la tecnología termodinámica. En este caso, el equipo encargado de convertir la energía aerotérmica en aire acondicionado es una bomba de calor reversible.

LINKS DE INTERÉS

Es comprensible que exista cierta confusión entre los consumidores en cuanto a los términos "aerotermia" y "aire acondicionado". La aerotermia es un sistema que aprovecha el intercambio térmico utilizando el aire ambiente como principal fuente de energía.

Muchas personas tienen la idea errónea de que la aerotermia solo es compatible con la calefacción y el suministro de agua caliente sanitaria, pero desconocen que los equipos de aire acondicionado tanto para uso doméstico como comercial también funcionan con aerotermia.

Por lo tanto, si deseamos generar aire acondicionado utilizando aerotermia, es necesario instalar una bomba de calor reversible del tipo aire-aire o aire-agua.

La bomba de calor aerotérmica es el sistema más eficiente para reducir la temperatura de un espacio, ya que proporciona más energía de la que consume.

Otra ventaja del aire acondicionado con aerotermia es que la bomba de calor aprovecha la energía proveniente de una fuente renovable, que es el aire ambiente, convirtiéndola en energía utilizable. Esto reduce la dependencia de otras fuentes de energía más contaminantes.

Gracias a la tecnología Full Inverter de los equipos de aerotermia, se logra una alta eficiencia al regular automáticamente el consumo en función de las necesidades específicas en cada momento, evitando así consumos innecesarios. Estos equipos presentan un excelente coeficiente energético estacional (SCOP) de A++, lo que permite recuperar la inversión en un corto período de tiempo.